Acabando con las fobias

Nunca me han gustado las serpientes, ni las que se arrastran ni mucho menos las que andan en dos patas.

Escuché alguna vez que para perderle el miedo a algo hay que hacerlo, y aquí estoy yo, cual Salma Hayek en “Del crepúsculo al amanecer” con tal de perderle el miedo a estos viperinos animalitos… sólo les cuento que ¡sobreviví!

191220101343

191220101345


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *