“Modosito”

Posted on

image

Hasta hace un tiempo, tomé conciencia de que siempre he experimentado cierta fascinación por los mininos.

Me encanta que son peludos, pachones y que se contornean de manera graciosa.

No me gusta tocarlos, sólo verlos me relaja. Amo su ronroneo y que se estiran de manera perezosa. Me desagrada que dejen pelos por doquier y su olor a polvo. Me fascinan sus patitas, sobre todo cuando son rosadas pero no soporto que sean tan volubles. No creo tener uno algún día.

El gato es un animal que puede inspirar ternura pero que no debe subestimarse jamás… y en eso nos parecemos.

 Meg