Más que 365 oportunidades

Posted on
Marc Chagall - Ópera Garnier Fotografía @helenistica, 2015

Marc Chagall – Ópera Garnier
Fotografía @helenistica, 2015

Algunos gustan de comparar el nuevo año con un lienzo en blanco…  me agrada la idea pero no soy artista, al menos de pinceles. 😀

Tenemos frente a nosotros un fondo blanco y una paleta entera de posibilidades… y colores. Una metáfora que sin duda puede llegar a ser bastante profunda y dar para reflexionar laaargo y tendido.

Pero fuera de analogías, lo cierto es que cada quien tiene el poder de definir cómo quiere vivir cada uno de los 365 días que vienen. Y sí, tenemos EL PODER puesto que en uno mismo reside la CAPACIDAD DE DECIDIR.

Los pesimistas lógicos 😉 dirán que la capacidad de decidir está limitada por las circunstancias personales… sin embargo, como muchos otros, pienso que pese a ellas todos seguimos teniendo la capacidad de decidir.

Cada uno tiene el poder de determinar CON QUÉ ACTITUD quiere vivir el momento presente.

Atención: este concepto es sólo apto para valientes (aquellos que son expertos en personificar el papel de víctimas y los fans de la cultura sufridora telenovelezca: favor de abstenerse, puede ser una idea revolucionaria en contra de su filosofía interna calibre “espíritu de mártir” :0 ).

¿Por qué en enero?

No faltará el contreras que diga: “Aaaash, es tan mainstream* definir los propósitos en enero” o el esotérico que salga con su: “¿Por qué no mejor comenzamos el 08 de febrero que es el inicio del año chino?” o el financiero que quiera empezar después del día de corte de su tarjeta de crédito… ninguno está equivocado.

El cambio de cifra en el contador nos permite tomar cierta perspectiva e instintivamente hacer un balance, sobre cómo nos fue y lo que queremos, lo que pudimos realizar y lo que quedó pendiente, traemos fresco el recuerdo y la idea generalizada de volver a empezar. Para muchos otros podría hacerse con la llegada de la primavera o el cumpleaños… es lo de menos, lo importante es tomarse el tiempo de reflexionar y ajustar las velas.

Eso sí, lo que nos dure el impulso y lo correctamente que hayamos trazado nuestros objetivos es harina de otro costal…

¿Visualizarlo ayuda?

En indicadores, en uvas, en una lista de propósitos escrita, en una foto… A mi me gusta tener una imagen del antes y el después (y no precisamente de esas que circulan en redes sociales de gente perdiendo peso o cambiando de look). Una fotografía mental de los logros y progresos adquiridos el año pasado. Y digo una fotografía mental porque no todos los logros pueden visualizarse dentro de una fotografía física, como no todas las experiencias de la vida pueden resumirse en un CV.

“Todo cambia” diría el Heráclito, cuanta razón tenía. Si no somos los mismos entre ayer y hoy, con mayor razón no seremos los mismos después de un año.

Y tu, ¿Invertiste o despilfarraste tus 365 días del 2015? ¿Eres una mejor versión de ti mismo? ¿Qué aprendiste?

Tener presente el saldo del 2015 puede servir de trampolín para vivir más y en mejor conciencia el 2016.

2016: ¡Eres bienvenido!

@helenistica

Más de 365 oportunidades

 

*Mainstream: Cultura de masas (anglicismo que literalmente significa corriente principal), se utiliza para designar los pensamientos, gustos o preferencias predominantes en un momento determinado en una sociedad (Wikipedia)