Querido cuerpo

Querido cuerpo,

Durante estos días hemos pasado un tiempo a solas tú y yo (vaya de qué manera). Mira que tenerme en cama durante más de tres días no fue muy buena jugada de tu parte… No te lo tomo a mal pues me doy cuenta que llevabas tiempo pidiéndome de manera sutil que te escuchara. Ahora veo que no fui muy amable contigo al no detenerme para ponerte un poquito de atención.

Pasado este periodo en que la enfermedad me ha doblegado, quiero que sepas que en mi debilidad he sabido reconocer tu grandeza.

Invadida por la fiebre me has mostrado que eres un gran luchador de batallas. Me has enseñado que no sólo es importante dormir sino descansar.

Con la metodología de la expulsión de flemas me has hecho comprender que no soy un dromedario y que hidratarme continuamente no es negociable.

Me recordaste que debo hacer tres comidas equilibradas al día; no sólo para poder tolerar la acidez de los medicamentos cuando estoy enferma, sino SIEMPRE pues alimentarse correctamente es como abonarle a la cuenta de la salud.

Obligándome a permanecer en arraigo domiciliario durante una semana me has permitido tomar conciencia de mis prioridades y entender que todo puede esperar porque primero tengo que cuidarte.

Me has mostrado quienes se preocupan por mí y el bien que hacen las muestras de afecto. Aunque creo que es más divertido ponerse en contacto para chacharear que para pasarse remedios y menjurjes en el apuro (no es queja; el caldo de pollo, la mezcolanza de tés y el vaporub fueron muy eficaces).

Gracias por hacerme valorar la importancia de respirar para vivir… y que hay que hacerlo con alegría. Es bonito poder distinguir entre mi semblante coqueto y mi versión de espantapájaros zoombie.

Te quiero y te agradezco todo lo que haces por mí, hagamos las paces.

@helenistica

P.D.: Bueno, aunque el ver todo lo que tengo que lavar como resultado de esta invasión virulienta no me motiva demasiado, sé que hasta en esas tú estás conmigo pues en este barco vamos juntos los dos. :)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *